30 September 2007

Mi derecho a permanecer en silencio

“I’m soft-spoken, but not insecure”, le respondió una modelo de habitual expresión ingenua, a la acusación que le hizo Tyra Banks de que era silenciosa, tímida y seguramente repleta de problemas de autoestima. El ejemplo puede sonar frívolo, pero me dejó pensando en que eso es lo que yo debí haber dicho en las numerosas ocasiones en que mis maestros me reclaman no ser más entusiasta o agresiva en las clases. El último en la lista fue el arquitecto de (...), que en nuestra primera revisión de grupo pasó lista, y mientras corregía el plano se fijó en cómo casi todos participaban, hasta que al final dijo: “Bien, ¿y qué tiene que decir la única persona a la que no le he escuchado la voz?” Me sorprendió el hecho de que haya sido tan perceptivo; aún más que mis comentarios fueran requisito. Por supuesto que trabajé y entendía lo que mis compañeros explicaron, pero mientras ellos hablaban, en mi cabeza me burlaba de ellos por ser tan boas y tratar tan descaradamente de impresionar al maestro, cuando yo sé que en otras circunstancias no son tan expresivos. Pues hablé sobre algo que los demás habían pasado por alto, pero el mal ya estaba hecho: recibimos una charla sobre cómo hay que hablar en clase, no dejarse intimidar y cómo la gente que no participa le cae mal porque le da la impresión que no ha hecho nada.

La segunda revisión con él fue muy parecida: vimos el plano, terminamos de hablando de otros temas, pero al final volvimos a aquello de que en su colegio la gente tenía que aprender a no dejarse aplastar por los compañeros, y el ambiente competitivo los hacía ser parlanchines y asertivos, en una clara alusión a mi desempeño.
Con el otro arquitecto que da la clase, las revisiones son parecidas, no digo mucho. Pero con él ya he llevado otra clase, en la que terminábamos generalmente hablando de música y de cosas que no tienen nada que ver con la universidad. Es de los pocos arquitectos con los que me gusta genuinamente conversar y que me agradan sin ningún esfuerzo, pero no quiero que él sienta que me estoy aprovechando de eso en nuestras revisiones, especialmente porque hasta ahora nuestro grupo ha llevado trabajos muy malos.

En estos últimos años se ha creado en mí esa tendencia a permanecer callada. Desde inicios de los tiempos siento una inusual reverencia por mis maestros, y un deseo incontrolable por complacerlos y destacarme como buena alumna -pueden preguntar en mi colegio-, pero la universidad ha visto el nacimiento de una Marcela más discreta y silenciosa, que ha se ha resignado a que los adultos (no sólo profesores) nunca van a cambiar, muchos de ellos no soportan ser cuestionados, y es un gasto de saliva tratar de razonar con ellos. Por supuesto, no todos son así, y he descubierto algunas personas en mi carrera estudiantil que no considero simples maestros, sino que me fascinan como personas y con las que mantengo interacción mucho después que el curso ha terminado. Entiendo que la personalidad burbujeante es muy práctica, y puede salvarte de un montón de cosas, pero qué pérdida de tiempo me parece (especialmente si son las 8 de la mañana y estoy atrofiada por el sueño), y estoy en desacuerdo a que me fuercen a tenerla. Por el bien de mi clase tengo que empezar a hablar, a actuar como niña sociable, cuando en realidad preferiría que el trabajo se defendiese por sí mismo, y que no tuviera necesidad de justificarlo con retórica falsa. “Es mejor callar y que piensen que eres idiota, a hablar y demostrarlo”. Si estoy en silencio es porque estoy escuchando, supuestamente aprendiendo. Qué me joroba fingir. Aunque a estas alturas debería de estar acostumbrada.

29 September 2007

El ecoturismo minimalista

Después de 15 horas seguidas de trabajo, numerosas tazas de café y música innombrable capaz de mantenernos despiertas toda la noche, he aquí la pre entrega del hotel ecológico y centro de visitantes Yuscarán.
Nuestro proyecto está dividido en tres núcleos: un edificio principal, del que nos encargamos Deysi y yo, por ende el que tiene mayor protagonismo en este post; un área de entretenimiento; y el área de cabañas.

Planta de conjunto:
Perspectiva de conjunto:


Perspectivas del volumen principal. Si el acceso está volando es por que Cinthya le dio vuelta por error.
Planta del nivel principal: área de atención al público: lobby, tiendas, restaurante, sala de convenciones...
Planta del segundo nivel: la primera mitad es el bar y la discoteca, la otra es el área de oficinas. Ambas tienen acceso a una graaaan losa ajardinada.
Planta del nivel subterráneo: zona de empleados. Baños, vestidores, bodega, cuarto de máquinas y lavandería.
Corte del edificio principalÁrea de cabañas:
Perspectivas del área de entretenimiento: consta de piscina, bar, spa, gimnasio, canchas (incluyendo una de Polo en burro, un deporte local).
La entrega final es la otra semana, y me imagino que vamos a tener que enforcarnos más en detalles constructivos y los aspectos ecológicos que tenemos que incorporar. Ah y ponerle materiales a todos los volúmenes ;)

25 September 2007

Tori Amos le compuso a Britney una canción después de su desastrozo desempeño en los VMAs.

http://perezhilton.com/?p=5463

Cuando la balanza se inclina de un solo lado, todo se vuelve tan surreal.

Este semestre el tema recurrente ha sido el trabajo en grupo. Hemos entrado a la etapa de la carrera en que el esfuerzo es tan grande que ahora se comparte, pero si antes idealizaba este tiempo era porque no estimaba lo difícil que es convivir con otros seres, otros egos, y otras agendas en contradicción. Debí haberlo imaginado. En una extraña alineación planetaria, la clase de Diseño es tan bizarra que casi ni hemos diseñado en lo absoluto. Seguimos con lo del concurso para el encuentro latinoamericano de facultades, el eco hotel en Yuscarán. Honestamente, hemos desperdiciado todo el tiempo desde que empezó el semestre, repasando los requisitos para participar, cuando ni siquiera tenemos un proyecto decente con el cual competir a nivel de facultad. ¿De quién es la culpa? Digamos que cuando no se te exigen las revisiones con el látigo al que hemos estado acostumbrados, uno se deja llevar por esa sensación placentera llamada pereza. A pesar de ello, mis compañeras y yo hemos tratado de dibujar algo, tan siquiera a nivel embrionario: nos invade un sentimiento de culpa extraño al no hacer nada. Pero no nos engañemos, nuestra facultad no está lista para competir a nivel latinoamericano. Quiero pensar que a nivel nacional aplastaríamos a las universidades privadas, pero hasta ahora no he tenido oportunidad de confirmar en la práctica que así sería. Puedo decir que comparando planes de estudio, cualquier cosa fuera de la Unah es risible, pero ese es otro cuento.

La clase de Taller 2 es legendaria por dos razones: la cantidad obscena de trabajo, pero las buenas notas que ponen los arquitectos. Mi grupo, de cinco personas por cierto, se miraba prometedor en un principio, pero en cuanto empezaron las tareas y las entregas en las otras clases, todo mundo soltó las riendas, nadie se organizó, y nuestros planos han alcanzado el record de las notas más bajas que se ha visto en la historia de la arquitectura. Pero vamos pasando, así que el drama es de carácter moral, hasta ahora.

Por supuesto que no podía encariñarme con una clase, sin que ella tenga que pagar por ello. He esperado cinco años para llevar Teoría Superior, que dicho sea de paso es sólo una vez a la semana; finalmente logro encontrar a una maestra con sustancia, inspiradora y fascinante que nos reta a ver más allá de un montón de bloques apilados en cajones, y resulta que se va de viaje por un mes! Mi único consuelo es el libro que nos puso a leer, una serie de ensayos sobre estilos y filosofía arquitectónica. Estoy emocionada, tengo que leer hasta cuatro veces cada ensayo porque puede caer en lo indescifrable, pero una vez que lo entiendo es una especie de iluminación. El problema es que los temas son tan rebuscados que el disfrute es difícil de compartir.

Así que las clases… dejan mucho que desear. Pero, ¿qué sería de este blog sin ese constante nudo en la trama? Por supuesto, como mencioné al principio, el otro lado de la balanza compensa todo lo narrado previamente. Lo compensa, lo supera, le da una bofetada, lo neutraliza, lo aniquila.

Y me siento con toda la ligereza e invencibilidad de una niña pequeña, probablemente como nunca me sentí cuando lo era.


23 September 2007

Heartbreak


"When broken the heart will show cracks, yet it will never fall apart as there is a layer of rubber on the inside that will keep the heart together."
Jewellery, by Tjep

17 September 2007

There must be quite a few things a hot bath won’t cure, but I don’t know many of them.

Cuando el día ha sido malo, insoportablemente malo, abro la ducha, y me acuesto en el piso, mientras dejo el agua correr sobre mí. No puedo estirarme en un espacio de 0.90x1.10, pero no importa: las posiciones que encuentro más cómodas implican contorsiones inhumanas para otros. El agua está obscenamente caliente, las gotas son duras, pesadas y al caer producen un sonido hipnótico. Mi estómago se enrojece.

Dependiendo de la magnitud de la catástrofe me acicalo, lloro, o en situaciones extremas me doy permiso de cruzar el umbral de la decencia. Mi espalda tapa el desagüe y el agua se acumula a mi alrededor, mientras me observo y me reconcilio con mi cuerpo. Definitivamente me gusto más sin ropa.

Después, permanezco inmóvil por mucho tiempo, en un silencio mental que en otras circunstancias soy incapaz de lograr. El mundo y sus personas se borran y descanso.

Son razones ecológicas las que no me permiten vivir así eternamente.

for the horde!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Jamás hubiera creído que iba a reirme tanto con un episodio de South Park.
He dado un vistazo a mi futuro y no me importa! He de llegar a nivel 70 y aplastaré a todos los insectos que se me pongan enfrente!!!!!!
Este episodio ganó un Emmy anoche. Mirenlo antes de que lo quiten de youtube.
El nivel de obsesión está basado en la vida real.



16 September 2007

cuando calienta el sol, aquí en el blog: Arquitectura bioclimática

Le voy a llevar este video al arq. (...) como parte de la investigación del proyecto. A ver qué opina.


13 September 2007

¿Qué relevancia tienen las teorías estéticas platónicas en la arquitectura?

La teoría más conocida del filósofo griego Platón es la de las Ideas o Formas, en la que afirma que los objetos del mundo sensible son imperfectos, cambiantes y en última instancia engañosos, puesto que son sólo una copia del mundo de las Ideas o las Formas, a su vez inmutables, perfectas y accesibles únicamente a través de la razón y el entendimiento. Aplicada a la rama de la estética, Platón enuncia que hay una Idea de la Belleza, que los objetos aspiran a reflejar. Este concepto de Belleza trasciende la definición socrática en la que algo es bello si se adapta a su fin, y la sofista que mide lo hermoso en base al placer que provoca. Se le agrega un componente moralista al afirmar que lo bello es sinónimo de lo bueno, lo justo y lo verdadero. Se desarrolla la concepción pitagórica de la belleza, reiterando que esta es una propiedad objetiva y cuantitativa que puede medirse matemáticamente. Sus principales elementos son el orden, el equilibrio, la proporción y la armonía. A pesar de que Platón menosprecia las artes porque son una imitación de objetos sensibles, que imitan a las Ideas, la arquitectura se eleva sobre las demás, al basarse en las matemáticas.

A lo largo de la historia, gran cantidad de arquitectos se basan en esta concepción de que la naturaleza puede descifrarse en términos matemáticos y le rinden homenaje en sus diseños. Un ejemplo es la ilustración del Cenotafio en honor a Newton que hizo el francés Etienne-Louis Boulée, que consiste en una gran esfera asentada sobre una base rectangular.

En esa misma época, Claude-Nicolas Ledoux exponía que las letras del alfabeto son el círculo y el cuadrado, figuras que utilizaron más tarde Jan Hessel de Groot, Johannes Ludovicus Mathieu Lauweriks y Peter Behrens en sus obras, considerando la “Cuadratura” (un cuadrado inscrito dentro de un círculo) como “la clave para el orden básico del cosmos”.

Estilos como el Renacentista retomaron las formas de los edificios de la época greco-romana, considerándolas el ideal que debía seguir su tiempo. Andrea Palladio es uno de sus exponentes más famosos. Pero no es necesario copiar un estilo para seguir tomando como base las relaciones matemáticas responsables de la armonía del mismo. Le Corbusier lo demostró al utilizar la sección áurea (que Platón consideraba como la mejor de todas las relaciones matemáticas, concepto que puede verse aplicado en las fachadas de templos griegos como el Partenón) en las dimensiones de sus edificios, y combinándola con las medidas del hombre para su sistema de proporciones el Modulor.

Le Corbusier se sentía comprometido con su tiempo y afirmaba que la casa es una máquina para vivir, pero se aprecia la influencia platónica cuando considera que la base sólida para la arquitectura en este tiempo de las máquinas son los volúmenes puros de la geometría: el prisma, el cubo, el cilindro, la pirámide, la esfera, etc. Son las matemáticas, el ritmo obtenido a base de ecuaciones lo que evita que los edificios se conviertan en objetos fríos, en los que el hombre pudiera sentirse fuera de lugar.


A medida que pasa el tiempo, la exploración matemática en la arquitectura va adoptando nuevas formas. Una de ellas es cuando se orienta hacia la edificación con formas de superficies de revolución, que resultan del movimiento de una curva plana (generatriz) alrededor de un eje de rotación. Tal es el caso de los paraboloides, ya sean hiperbólicos o de revolución. El arquitecto finlandés nacionalizado estadounidense, Eero Saarinen tiene varios proyectos de este tipo, entre los que destacan el Aeropuerto Internacional Dulles, en Washington; la Terminal de TWA, en Nueva York, y el Estadio de patinaje sobre hielo de la universidad de Yale.

En México, sobresalen el restaurante Los Manantiales, en Xochimilco, y la Capilla San Vicente en Coyoacán, ambos proyectos del arquitecto Félix Candela.


En la actualidad, los programas informáticos han permitido la exploración de postulados matemáticos más complejos para ser aplicados en construcciones, como por ejemplo la geometría fractal, puesta en práctica por arquitectos como Bruce Goff o Zvi Hecker.

Otra es la arquitectura diagramática, que toma como base datos numéricos tabulados en forma gráfica, popularizada por Peter Eisenman, Ben van Berkel, y Greg Lynn.


En definitiva, todo aquel arquitecto que decida aplicar consciente o inconscientemente, conocimientos geométricos o matemáticos, como punto de partida para su obra, es un discípulo espiritual de Platón. Hoy en día, el panorama matemático se ha extendido tanto que las formas que se derivan de él son más elaboradas que los volúmenes puros, y las relaciones son más difíciles de entender que la de la sección áurea, pero tiene sentido cuando tomamos en cuenta que muchos descubrimientos son recientes y que ahora contamos con mejores recursos tecnológicos para aplicar esos descubrimientos. La arquitectura es un reflejo directo de la sociedad que la produce, y la nuestra es una sociedad mucho más polifacética y conflictiva que aquella en la que vivió Platón, pero entender que las estructuras que conforman el Universo son matemáticas y que de ellas se deriva gran parte de la Belleza aplicable en el arte, es una idea que podemos agradecerle en gran parte a él, sin importar la época de la historia en que vivamos.

12 September 2007

Energía cinética de una vaca en movimiento

- Ante el problema de calcular la energía cinética de una vaca en movimiento:

Un matemático: Dividiendo la vaca en diferenciales de volumen, integrando, y teniendo en cuenta las fuerzas disipativas...

Un físico: Considerando la vaca como un sólido rígido, y despreciando la resistencia aerodinámica...

Un ingeniero: Considerando la vaca como una esfera perfecta que rueda sin deslizar, y aplicando un factor de seguridad del...

Más chistes matemáticos

11 September 2007

Un cubo de Rubik de las princesas de Disney

La superficialidad es un excelente mecanismo de defensa. Mañana presentamos la investigación para el proyecto de Diseño, somos apenas cinco alumnas, estamos trabajando juntas y somos el colmo de la pereza y la mala organización. Desde el lunes de la semana pasada nos dejaron el proyecto, pero gracias a Félix, ese miércoles no pudimos ir a Yuscarán a buscar terreno, reglamentaciones, etc. El sábado me quedé en mi casa durmiendo toda la mañana porque una de mis compañeras tiene reservados todos los sábados de su vida para ir a la iglesia y queríamos hacer un único viaje en conjunto para no dejar en desventaja a nadie. El domingo no iba a estar abierta la alcaldía, ni íbamos a poder entrevistar a ninguna autoridad allá para que nos diera información sobre el pueblo. Así que ayer llegamos a Yuscarán con una hora de retraso gracias al tráfico infernal de la capital, para ser retenidas por tres horas en una oficina por un tarado pedante que decía ser el departamento de Catastro en persona. La siguiente media hora el director del museo nos dio un buen perfil del lugar; llamamos al arquitecto para disculparnos por no llegar a la clase, dimos una vuelta y regresamos a la universidad a tratar de abrir los archivos de fotos aéreas y hojas cartográficas.

Este es un buen momento para mencionar que nuestra clase, al igual que Diseño 5 y 7, están participando para que su proyecto sea uno de los tres que serán enviados a Guatemala representando a la Unah en la Tercera Bienal de proyectos de estudiantes de arquitectura, un concurso a nivel latinoamericano. Tenemos como fecha límite de entrega de proyecto, aproximadamente el 28 de septiembre. Y nosotras no tenemos terreno aún.

Pues hoy me fui de mi casa sabiendo que iba a tener que quedarme todo el día en la universidad, pariendo del vacío cósmico un montón de datos que no conseguimos, tratando de hacer que todas mis compañeras sintieran deseos de trabajar, tolerando las inclemencias de la comida grasosa, el calor sofocante, el sentimiento de que probablemente mañana nos espera una buena regañada. Pero hoy estuve particularmente agradable y llevadera todo el día porque mi pelo se levantó de buen humor, sin ninguna razón en especial. Nadie podía amargarme: ni la foto aérea que no se podía ver y que requirió que dos integrantes de mi grupo pasaran toda la tarde zampadas en el Observatorio Astronómico pidiendo ayuda para que la arreglaran; ni que la otra de ellas decidiera llamar a su novio a la mitad del trabajo para irse a su casa, sólo porque sí; ni el hecho que a mis cuatro absorbentes clases le agregaran un curso obligatorio de Sistemas de Información Geográfica que va a hacer que yo esté en la u desde las 7 de la mañana hasta las 4 de la tarde, los martes y jueves, además del curso libre de cálculo estructural, que me agrega otras dos horas extra de clase; ni el hecho de que la regañada del arquitecto la recibiéramos hoy, cuando se enteró que la información más fácil de conseguir, ni siquiera nos hemos molestado en buscarla. Hoy mi pelo se miraba genial y nadie iba a arruinarme este día.

Para ser muy honesta, hasta ahora he estado disfrutando este semestre. Siento que la clase de Teoría Superior ha sido aquello que he esperado tantos años que llegara, es la cúspide de mis estudios. Me cae bien mi grupo de Taller 2 y eso es bueno, tomando en cuenta que voy a tener que verlos ininterrumpidamente los próximos cuatro meses. Lo mejor es que siento que tengo un rumbo definido en general, que todo esto tiene un sentido y propósito. Pero no puedo vivir de eso exclusivamente y me he ganado mi derecho a disfrutar la riña candente de “The Hills”, o el espectáculo patético de los VMAs. Y ahora que no tengo a mi querida Tauren para que me lleve lejos de este universo offline de problemas triviales, ni modo, tendré que esperar con ansias a que empiece la nueva temporada de Nip/Tuck.

10 September 2007

¿Cuál es nuestra identidad?

Para el eco-hotel de nuestro proyecto de Diseño, ubicado en los alrededores de la ciudad de Yuscarán, no vamos (espero) a restringirnos por los lineamientos del centro histórico, sin embargo debemos empaparnos de su cultura y construcciones para la propuesta.
Yuscarán es también un pueblo con historia minera, tiene la reserva biológica de Monserrat a las afueras y su arquitectura es colonial.





Algún día llegará en que dejaremos de tomar como referencia esa arquitectura del pasado. Estoy completamente de acuerdo en que debe ser preservada, pero nuestra misión como diseñadores modernos es crear una identidad, un lenguaje propio, que se distinga claramente de la tradición y contraste con lo histórico, en vez de tratar de repetirlo.

Remodelación de azotea, en casco histórico de Viena, por los arquitectos de la firma Coop Himmelb(l)au.


09 September 2007

¿Cómo hacen los arquitectos contemporáneos para no sentirse culpables por diseñar así?

Cuadradito y recto.

Dejando de lado la teoría arquitectónica, este tipo de edificios me encantan; creo que es un reto diseñar algo atractivo con formas tradicionales, pero no se sentirán mal por ver que otros se salen con la suya con formas orgánicas, redondas y bizarras?

(Las tres primeras fotos son de la firma americana Wannemacher Russell y las tres últimas de los mexicanos BGP arquitectos)

05 September 2007

La arquitectura fractal for dummies

Los cuerpos en la naturaleza no pueden ser descritos apropiadamente en términos de la geometría Euclidiana que todos manejamos normalmente. En este sistema, objetos tales como árboles, montañas, nubes, etc, serían simplificados a simples poliedros regulares.

En 1975 el matemático franco-americano Benoît Mandelbrot introduce el término fractal, derivado del latín fractus, que significa roto o fracturado, para referirse a un tipo de geometría que estudia objetos no convencionales, tratando de encontrar algoritmos con los que pueda describirse su forma.

Los fractales son objetos de cualquier tipo, en los que su superficie es irregular, pero en la cual esa irregularidad se repite geométricamente en diferentes escalas. Poseen ciertas características: son ásperos y rugosos; son autosimilares, es decir que la estructura tendrá los mismos elementos básicos, ya sea visto como un conjunto, o analizando sus partes; son infinitamente complejos, pero se desarrollan a través de iteraciones, lo que permite estudiarlos por medio de secuencias y dependen de las condiciones iniciales en que fueron creados.

Los verdaderos fractales matemáticos son aquellos que parten de un objeto llamado iniciador, que se reemplaza por un generador, en algún tipo de repetición.

Artísticamente, este concepto puede ser aplicado en términos de composición y dimensión de una obra. Nuestro buen amigo Piet Mondrian exploró ambos lados del espectro geométrico en sus pinturas, el Euclidiano y el fractal.

En arquitectura, el concepto de fractal puede apreciarse en estilos tales como el gótico, donde el elemento determinante era el arco apuntado, y donde se observa una secuencia en los elementos de la fachada. Un ejemplo sería la Catedral de Reims.
O la manera en que está proyectado un rosetón.
En el Castillo del Monte, el iniciador es un octágono, y este se repite agregándole octágonos de menor dimensión en los extremos del primero.

Para el estudio de Joe Price, en Bartlesville, Oklahoma, el arquitecto Bruce Goff utilizó como iniciador un triángulo equilátero, y lo repitió en diferentes escalas y rotaciones, para diseñar la planta.

Gracias a las facilidades tecnológicas, en la arquitectura contemporánea se está dando una fuerte tendencia a que las edificaciones estén basadas en modelos o funciones matemáticas, permitiendo complejidades nunca antes exploradas en la historia. Irónicamente son estos avances los que permiten una mejor adaptación y recreación a las formas y estructuras de la naturaleza. Por ejemplo, la escuela Heinz-Galinsky, del arquitecto Zvi Hecker, parte del concepto de un girasol, con un círculo en el centro del proyecto, alrededor del cual rotan los elementos. El edificio combina una retícula ortogonal y una concéntrica, como una especie de simbiosis entre la rigidez del pensamiento humano y el caos controlado de lo natural.